Primera página…

En quinto grado de la primaria, allá por principios de los noventa, salí de excursión con la escuela a un parque. Caminando con mis compañeros noté que había mucha basura tirada por todos lados, y se me ocurrió ayudar a limpiar el lugar, levantándola con la ayuda de un palo y metiéndola en una bolsa. 

 

Imagen Francisco Ponce Carrasco

Por la misma época, la pérdida de petróleo de un buque en aguas argentinas provocó el empetrolamiento de pingüinos. Recuerdo haber escrito una nota al respecto en una hoja de carpeta y habérsela mostrado a la señorita como un logro, aunque mi incursión en las notas de opinión no tuvo repercusión alguna.

Ya en la secundaria, fui con la familia de mi mejor amiga un fin de semana a la Costa Atlántica. La playa estaba casi vacía y me llamó la atención la cantidad de colillas de cigarrillos que había en la arena. Con mi amiga empezamos a levantarlas y nos sorprendío realmente descubrir que era una tarea inacabable, no importaba cuántas juntáramos siempre había más y más…

Casi en cuarto año, me quisieron «hacer gancho» con un amigo del novio de entonces de mi mejor amiga. Esperando en la esquina para cruzar la calle, ví al chico en cuestión tirando una botella vacía a la alcantarilla. Le dije que eso no estaba bien y me miró como si no tuviera importancia. ¡Qué bronca me dio!

Éstos son pequeños recortes de esta relación que tengo con la ecología desde chica. En parte el amor y cuidado por la Naturaleza me los legó mi mamá, una precursora que lavaba las bolsitas de nylon para volverlas a usar y que me enseñó que los papeles no se tiran y el agua no se desperdicia, entre tantas otras cosas, que valoro más cuanto más pasa el tiempo. El resto lo fui aprendiendo, fue creciendo solo. Se transformó en una parte mía.

Desde este blog simplemente busco sumar una voz a un movimiento que, por suerte, no para de crecer. Contar desde mi lugar qué se puede hacer para ayudar al medio ambiente, para vivir en armonía con nuestro entorno, respetando y volviendo a las fuentes un poco, también. 

Optar por una alternativa verde  es posible en cada momento de nuestro día y, si se van sumando voluntades, genera el cambio que se necesita. Cerrar la canilla cuando no usás el agua, usar bolsas de tela para las compras, tomar un transporte público, comenzar tu huerta, separar tus residuos. Desde aquí te contaremos algunas, podés mandarnos tus consejos y tu experiencia, y entre todos construir un espacio donde crear conciencia, divertirnos y generar nuevas ideas!

Éste es el humilde aporte de una chica común, ¿cuál es el tuyo?

4 pensamientos en “Primera página…

  1. Felicitaciones por el lanzamiento en la web, hay que darle mucha difusion y crecer y crecer. Alternativa Verde, tu alternativa de vida!!

  2. Muchachina, es tan «vos» el blog. Leo lo que escribís y me imagino tu voz, tus gestos y tu cara siempre sonriente!
    Te deseo éxitos en este proyecto, ayudaré todo lo que pueda con su difusión y apoyo tu movida porque pensamos igual.
    Un abrazo enorme desde no tan lejos
    Nati

  3. Enhorabuena por el lanzamiento de este blog, te deseo mucha suerte y la mayor difusión, espero que iniciativas como la tuya prosperen. Si quieres cualquier cosa aquí tienes un amigo,

    Julio

  4. Es una linda iniciativa, amiga. Qué lástima que no hayas contado con el apoyo motivador de la señorita, tus letras son de una frescura elogiable. Por suerte, pudiste más que la seño. Enlazo tu blog al mío. Abrazo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s