El Tecnotren, el transporte ecológico inventado en Argentina que une pueblos

Quiero contarles del Tecnotren, un invento argentino que me encantó. Lo conocí a través de una nota en la revista Hecho en Buenos Aires, una iniciativa muy copada que fue pensada como un medio de comunicación para ser vendido exclusivamente por personas sin empleo como una manera de reinsertarlos en el mundo laboral. Se consigue en Capital y hay publicaciones similares en otras grandes ciudades del mundo.

Volviendo al tema, el Tecnotren es un vehículo que fue pensado para aprovechar las vías del tren que quedaron muertas luego del plan de desmantelamiento de este noble medio de transporte que se llevó a cabo en los años 90 en nuestro país. Es un invento que se caracteriza por ser innovador y ecológico.

Lo es, primero, porque es un transporte público que puede llevar hasta 150 pasajeros, lo cual siempre es mejor que tener decenas o cientos de autos con apenas una persona a bordo circulando y produciendo sus emosiones poco “ecoamigables”. Segundo, fue creado para consumir poco combustible  y, tercero, funciona con un motor diesel de Fiat Duna que no tiene que ser necesariamente nuevo sino que puede ser uno usado.

El Tecnotren nació de las elucubraciones del ferroviario de raza Jorge Beritich (76) quien tras dedicar toda su vida a los trenes no podía soportar la idea de que hubiera miles de kilómetros de vías en desuso. Menos áun podía ver cómo los pueblos habían caído en el olvido por la desaparición de esos vagones que los conectaban con el mundo.

Para el año 2003 su idea se transfomó en prototipo que se llamó Microtren y que recién pudo ser probado en las vías cuatro años después tras mucho trabajo a prueba y error. El lugar donde se hizo la primera prueba fue, por consejo de expertos ferroaficionados, la estación Bavio de General Mansilla, Magdalena, en la Provincia de Buenos Aires.

Se consideraba a Bavio como el lugar indicado en tanto que cuando cayó en desuso el tren, los lugareños se encargaron de impedir el desguace y subasta de las vías e instalaciones ferroviarias favoreciendo a la preservación de las mismas.

La prueba del Microtren fue un éxito y se siguió mejorando hasta llegar al Tecnotren tal como lo conocemos ahora (se le añadieron dos vagones más). Este transporte moderno y simpático es bidireccional y autónomo y alcanza los 40 kilómetros de velocidad.

Su piso es bajo –  a sólo 20 centímetros del suelo- y al no tener escalones ni pendientes hace que subir y bajar sea fácil y tan práctico que no se necesita de los andenes como sí ocurre en los trenes comunes. Esta característica lo hace perfecto para el uso por parte de personas en sillas de ruedas.

Actualmente, el Tecnotren se encuentra funcionando en la provincia de Entre Ríos uniendo los pueblos Oro Verde y Colonia Avellaneda con Paraná. En el trayecto de 40 minutos hay 25 paradas porque se detiene allí donde haya una persona que le haga señas para subir, como si fuera un colectivo.

Estos pueblos de apenas dos mil personas habían crecido junto con el tren y vieron cómo su ritmo se apagaba cuando éste dejó de pasar. Con el Tecnotren la historia cambió nuevamente, para bien.

Los beneficios de este medio de transporte que consume poco (20 litros de gasoil al día) y contamina menos, que reaprovecha vías y que es liviano y seguro, hacen que las perspectivas de crecimiento sean muy amplias. Sólo por mencionar algunos proyectos: empezará a funcionar para trasladar alumnos dentro de la Universidad de San Martín, arrancará en Santa Fe y también se espera su llegada para conectar las facultades de la Universidad de La Plata.

Desde Alternativa Verde apostamos a medios de transportes como el Tecnotren: redes públicas que aplican conceptos ecológicos y que permiten conectar a las personas. Ahora sí, los invito a dar un viajecito en este gran invento, ¿se suben?

Para más información, visitá la web oficial de Tecnotren

Todas las fotografías son propiedad de Tecnotren.


Yarn bombing: graffitis ecológicos, estallidos de color tejidos al crochet en la ciudad

El domingo a la mañana volví después de bastante tiempo a correr por los Bosques de Palermo. Casi sin haberlo planeado, hice 10 kilómetros junto a otros miles de runners en una mañana de sol impecable.

Ahí iba yo, intentando disfrutar del paisaje para no pensar en que aún me quedaba un largo trecho por trotar, pensando en disfrutar de estar al aire libre para no perder la respiración ni sentir el esfuerzo de mis piernas, cuando ví al árbol más producido de todo el Bosque, tan colorido y orgulloso con su atuendo hecho al crochet, que me alegró la vista. Terminé la carrera en un tiempo decente y no pensé más en el asunto.

Cada vez estoy más convencida de que no hay tal cosa como las coincidencias, pero la cuestión es que al otro día fue abrir el Facebook y encontrarme con una nota de BA Street Art sobre la mismísima creadora de esa obra de arte y color que había visto durante la carrera. Así me enteré que la artesana que adorna árboles y postes y todo lo que cruce a su paso con hilos fucsisas, verdes, amarillos, se llama Licia Santuz. Ella define su trabajo como “graffiti con lana” y es la primera persona que hace yarn bomber en Buenos Aires.

Sí, me pregunté lo mismo ¿yarn qué? Yarn bombing también conocida como guerrilla knitting, urban knitting or graffiti knitting. Tantos nombres (menos uno en español, aclaro) para llamar a este tipo de graffiti o arte callejero que emplea colores vivos tejidos o al crochet en vez de usar pintura o tiza. Una bella forma de intervenir el espacio urbano, a veces demasiado árido y triste.

Licia es una artista plástica que vino desde el norte de Italia, de un lugar llamado Treviso. Hace quince años que está en el país y no hace tanto que sintió la súbita necesidad de tomar sus agujas y tejer y tejer después de ver un programa donde se mostraba a exponentes del yarn bombing. Su primera intervención fue en 2009 en los Bosques de Palermo donde vistió a un jacarandá un poco desteñido por el invierno.

En resumidas cuentas, sus obras comenzaron a despegar cuando las hijas de Licia convencieron al gerente del Cafe Voltaire, donde trabajaban, de que dejara que su madre decorara el poste de luz de la vereda. ¿Quién no querría ese estallido de color y alegría cerca? Un vecino no tardó en pedirle que le hiciera una frente a su casa. Y otro. Y otro.

Estos graffitis ecológicos están por los barrios más transitados de Buenos Aires, tomá nota: Palermo, Colegiales, Villa Crespo y Caballito. No hará falta que vayas con los ojos muy abiertos porque sus colores te llamarán la atención aunque no quieras.

Esta práctica artística aprovecha lo que tenemos para hacerlo resaltar y dar un toque curioso y personal en donde no esperamos nada distinto. En el proceso creativo no interviene ningún tóxico, no se dañan árboles, simplemente son unos hilos alegres dibujando formas atrevidas en los sitios más comunes de las ciudades del mundo. Una locura linda que empezó cuando Magda Sayeg, de Texas, fundó el movimiento yarn bombing al tejer un “vestidito” de lana para la manija de su puerta en Houston, allá por 2005.

Parece que el mundo nos pide colores porque esta tendencia se multiplica. ¿Agarramos las agujas y empezamos?

Por favor, leé todo lo que Licia tiene que contarte en la nota de BA Street Art! Todas las fotos son de propiedad de Licia Santuz. Si querés conocer a Licia, buscala en su página de Facebook Knitting Buenos Aires

Agustín Albarracín: “El bambú es la madera del futuro”

Agustín Albarracín, el artista plástico y eco-diseñador argentino, estudió Bellas artes y arquitectura y se encarga de diseñar muebles y objetos con un desarrollo de bajo impacto ambiental, realizando varios de ellos con descartes como materia prima. En su búsqueda experimental ha dado con el bambú y, tras trabajarlo y estudiarlo, ha llegado a creer que estamos en presencia del material del futuro, con el sustituto más noble de la madera.

Fran

Tras participar de Casa FOA, Tecnópolis y el Festival Internacional de Diseño en Buenos Aires, Agustín nos cuenta, en una entrevista exclusiva con Alternativa Verde, cómo es diseñar con este material noble y qué cualidades lo vuelven una opción valiosa.

Entre sus efectos eco amigables podemos nombrar: detener la deforestación y preservar nuestros bosques, con las consecuencias positivas que esto tendría sobre la calidad del aire, la fertilidad de los suelos, el alto al calentamiento global permitiendo que los pulmones verdes cumplan su función saneadora, etc.

Desde tiempos pre colombinos el bambú fue usado para la construcción. Actualmente,  esos saberes están siendo recuperados por empresas como Bambú Guazú que fabrica puentes, estructuras, vigas, pisos, balcones, quinchos y pérgolas, muebles, techos, aberturas, cercos y medianeras.

Sigue leyendo

(Muchos) Adornos ecológicos para el árbol de navidad

Resulta que tengo un árbol de navidad heredado de mi madre (no creo en esas cuestiones de cambiarlo cada siete años, por lo cual es viejito pero está impecable) y tengo sólo cinco adornos. No necesito explicarles lo triste que queda el pobre.

Por eso este post está pensado para ustedes, quienes festejen la navidad por convicción, para quienes sólo lo hacen porque les gusta adornar la casa de una forma distinta una vez al año… y para mi! Sonrisa

La idea para estas fiestas es, si se va a comprar algo, hacerlo como consumidor responsable y adquirirlo de forma local y a algún emprendedor pequeño (así sabemos que nuestro dinero va a manos de un trabajador y no a una multinacional.) Y de preferirlo, poner manos a la obra y utilizar todo lo que tenemos al alcance para poner nuestro árbol de punta en blanco con estas ideas que les paso.

Sigue leyendo

Alternativa Kids: Canciones y dibujos animados ecológicos con Los Colorados

Cuando se trata de crear conciencia para cuidar el medioambiente, nada mejor que hablen quienes más sufren las consecuencias del cambio climático. Es por eso que Cheri Lewis y Remus Crisán, de Panamá, decidieron formar la primera, y única, banda de rock del planeta conformada por especies en peligro de extinción: Los Colorados.

Así como leen, un grupo de rock formado por Aulli, Pía y Piro, “tres talentosos amigos que mezclan su pasión por la música con el deseo de hacer de este planeta un lugar mejor”, según consta en su página web.

Muebles reciclados: ideas de diseño ecológicas

El diseño cuando va de la mano de la conciencia ecológica, crea un mundo de posibilidades infinitas. La creatividad transforma elementos usados que algunos ven sólo como desechos en piezas de un valor único e inimitable. En una sociedad que produce en masa y ofrece lo mismo a todos, recuperar y revalorizar objetos, dándoles personalidad propia, rompe el patrón de estandarización y nos vuelve originales.

Es el caso de estos tres emprendimientos de artesanos, artistas, diseñadores argentinos que ofrecen recuperar materiales y transformarlos en mobiliarios que cuidan el medioambiente.

 

Vintouch es una propuesta ecológica y divertida, desde la ciudad bonaerense de Tigre, Gaby y Andre Dubovik se encargan de recuperar e intervenir muebles de estilo, muebles antiguos reciclados, objetos de decoración, lámparas, percheros. Utilizan pinturas ecológicas y los remiendos son hechos con otros muebles viejos. El resultado es una hermosa colección de objetos que pueden dar vida cualquier rincón en que se coloquen.

Por supuesto que también uno mismo en casa puede reciclar aquel mueble que vino por herencia de un abuelo o tío, y con sólo un poco de pintura y buen gusto, hacerse de una pieza única.

Sigue leyendo

La vida es juego: juguetes ecológicos

Hay dos cosas ciertas: cuando uno es pequeño aprende más rápido jugando y lo que se aprende siendo niño nos acompaña toda la vida. Es por eso que es importante transmitir los valores del cuidado al medioambiente, de los recursos naturales y el respeto a la Naturaleza a los niños desde su más tierna edad.

Mr Whisper

Esto sumado a la creciente necesidad de buscar un sistema de producción que reduzca  el impacto negativo sobre la ecología (que no genere desechos que no puedan ser tratados, que optimice el uso de energías y agua) hace que la industria del juguete esté volcándose a maneras sostenibles de fabricación. En Japón, según este informe de la BBC, el sector espera repuntar de la mano de los juguetes eco amigables, si bien es sólo un caso ya que la tendencia es global.

En esta entrada se hace un repaso por algunas empresas y emprendimientos de diferentes países que fabrican de modo ecológico o que venden juguetes que ayudan a crear hábitos sustentables. Por supuesto, estos son sólo algunos ejemplos, estoy segura que pueden encontrar hermosos juguetes ecológicos en las ferias de artesanos más cercanas a sus hogares. Esta es sólo una invitación a que los descubran:

Little dreams es un emprendimiento argentino reciente de juguetes para el Alma basados en Pedagogía Waldorf. Están hechos de materiales naturales como maderas recuperadas de ciprés, cedro, lenga. Las muñecas, duendes y dormilones son rellenos de lana pura de oveja y fibras naturales.

Ambos de Little Dreams

Ecotoys es una compañía argentina de raíces alemanas que busca “proporcionar diversión a los chicos a través de juguetes fabricados con elementos ecológicos, funcionales y seguros; teniendo en cuenta la sustentabilidad del medio ambiente”.

Sigue leyendo