El papel del reciclaje: Papelera Quequén, una empresa que pone freno a la deforestación

La deforestación puede parecer un problema lejano para algunas personas. Se puede llegar  a creer que porque ocurre lejos de las ciudades no afecta en nada la vida del grueso de la población. Puede creerse que sus consecuencias nos son ajenas.

London Permaculture

En gran parte de estas (falsas) premisas descansa la mentalidad de quienes consideran que el cuidado de la ecología no los compromete en nada y, mientras no se vean “tocados” por ningún hecho en particular, seguirán obrando sin reparar en lo que pasa un poco más allá de su entorno cercano.

Para bien de todos y para mal de algunos, debo decirles que todo tiene que ver con todo en este mundo que vivimos. El simple hecho de utilizar mucho papel en tu oficina, de imprimir innecesariamente y de no clasificar tus residuos separando las hojas blancas para que lleguen a una instancia de reciclaje, es uno de los puntos que hace que se siga necesitando talar árboles. 

Ted Lappin

No todas las plantaciones de árboles funcionan de manera controlada. Muchas más veces de las que quisiéramos, la materia prima para fabricar papel proviene de la tala ilegal o de zonas que no respetan los ritmos básicos de regeneración de los bosques.

Boby Dimitrof

Así, disminuye en las zonas forestadas que son los pulmones del mundo y aumenta la contaminación en el aire.Ese mismo aire que respiramos incluso en las ciudades. Por eso tenés que pensar que si no empezás a incorporar ciertos hábitos para cuidar al planeta es como si lanzaras un boomerang negativo que, rápidamente, volverá a vos.

Eso sin mencionar las tierras deforestadas que dejan de permear el agua ocasionando laúdes, lavando la capa fértil y volviendo improductivo el suelo. Y sin entrar en el destrozo del hábitat que significa para todas las especies animales y vegetales.

¿Qué hacer?

Pero lejos de ponernos mal y sentarnos a lamentarnos, te propongo algo mil veces mejor: ¡¡hacé algo para cambiar esto!! ¿Cómo? Volviéndote responsable de cada acción. Primero, imprimí sólo cuando sea necesario y usa ambos lados de la hoja. Cuando necesites desecharlo, separá el papel -insistile a tus compañeros de trabajo para que también lo hagan- y entregáselo a algún recuperador de residuos o cooperativa cercana.

El notición que te traigo es que gracias a Papelera Quequén, una empresa argentina, ahora también podés ser un consumidor responsable y comprar resmas de papel 100% reciclado. Ni un solo árbol debió morir para que vos tengas tus hojas. Lo certifica el sello FSC, que se le otorgó a Quequén y que la convirtió en la segunda empresa en Latinoamérica  y la tercera en el mundo en lograr este aval.

Usar papel que fue hecho de forma ecológica, con materia prima recuperada por distintas cooperativas de reciclaje y que, a  su vez, una vez usado permite volver a reciclar  para producir nuevo papel es el mejor círculo verde posible.

Papelera Quequén empezó a funcionar casi a principios de siglo pasado (en 1911) y los diferentes vaivenes del país y de la historia desembocaron en un nuevo comienzo en 2001 produciendo papel reciclado. Sus productos abarcan blocks, cuadernos, tacos, papeles para Corrugar (Línea de marrones y tapa blanca) de 80gr. A 200gr., papeles para embalar Kraft de 80Gr y papeles de fabricación de tubos. Consultá sus puntos de venta en Capital Federal, Mar del Plata, Necochea y Caruhué. También están en Sabe la Tierra.

El orgullo como argentinos y sudamericanos de que una empresa como Papel Quequén, que sin ser gigantesca, logre cada día hacer una producción respetuosa del planeta, reciclando y cuidando nuestros recursos es muy grande.

Además, los mismos cartoneros (personas que rescatan de la basura los materiales que pueden tener un segundo ciclo) pueden vender sus resmas para sumar un nuevo ingreso a sus economías. Apoyar con nuestra compra esta iniciativa tanto ambiental como social es una forma de respaldar un cambio en la mentalidad empresarial.

Estos son los números del reciclaje papel según EPA (Agencia Protección Ambiental de Estados Unidos):

  • 90 %  de pasta de papel está hecho de madera, 35 % de los árboles en el mundo son para producir papel, el papel reciclado no utiliza nada de pasta por lo cual no se utilizan árboles.
  • Reduce la contaminación: usar pulpa de reciclado reduce la contaminación del agua en un 35% y la contaminación del aire en un 74%. Además se necesita menos petróleo en el proceso.
  • Ahorro energético: se utiliza 40% menos que con el papel común. Reciclandouna tonelada de papel de periódico se ahorra la electricidad necesaria para alimentar una casa de tres dormitorios por un año.

Para más información visita Papel Quequén

Fuente: unblogverde

Una calle en Porto Alegre que parece un túnel verde

Jamás hubiera pensado que una ciudad podía tener un bosque en una de sus calles hasta que leí esta nota de Blog Medioambiente.org y conocí la Rua Gonçalo de Carvalho, en Porto Alegre, Brasil.

Son tres calles que parecen un verdadero túnel verde y que en 500 metros cuenta un centenar de árboles, en su mayoría tipuanas, que fueron plantadas en el año 1937.

Recientemente, se declaró a la Rua Gonzalo de Carvalhopatrimonio histórico, cultural y ambiental de la ciudad”. Es la primera vez que se da ese título a una calle, un hecho insólito que ayuda a llamar la atención sobre la necesidad de tener lugares verdes en las ciudades.

El decreto que da nuevo nivel a la Rua obliga a mantener las características locales, preservar los árboles y conservar las calles con su adoquinado original. Asegurando la continuidad de este oasis natural en medio de Porto Alegre.

Foto: Ricardo Stricher

Ecocosas

Renata Miyagusky

Anderson Maz

Cuando salgo a caminar por las calles de cualquier barrio y veo cómo muchas personas mandan a podar los árboles que están frente a su casa, no puedo más que sentir pena por estos nobles seres. Los dejan mochos y deformes, a veces sin siquiera considerar si se los están podando en la época acorde.

¿En qué estarán pensando? ¿Acaso no saben agradecer su sombra y apreciar su belleza? ¿Y qué me dicen de su capacidad de limpiar el aire que tanto nos esmeramos en contaminar? ¿y regular la temperatura en medio de tanto hormigón?

Puedo entender que las hojas que caen tapen sus canaletas y que las raíces levanten sus baldosas, pero hay una forma armoniosa de convivir con los árboles y la Rua Gonzalo de Carvalho lo demuestra.

Renata Miyagusku

  Gonz

Si quieren saber más pueden consultar en el blog de los Amigos de la Rua Gonzalo de Carvalho.