Navetierra, viviendas autosustentables y permacultura

IMAGINA vivir en un hogar sin costos para calentarlo o refrigerarlo
IMAGINA que lo podés construir vos mismo…
IMAGINA alimentarte de los vegetales que crecen en él…
IMAGINA no tener facturas por servicios públicos…
IMAGINA una civilización más amiga del planeta… 

La persona que imaginó todo esto y luego lo llevó a la práctica fue el arquitecto norteamericano Michael Reynolds, quien desde hace más de 40 años propone una forma de vivir radicalmente sustentable con sus earthships o navetierra.

Su inspiración nació de la crítica a su profesión por la cantidad de desechos que genera y por su actitud totalmente negligente para con ellos. Por eso sus casas 100% sustentables son construidas a  base de neumáticos, botellas, latas y demás objetos que son considerados “basura”.

La NaveTierra está en total integración con el medioambiente en donde interactúa, deja de ser una amenaza a su entorno al estilo que lo son los sistemas tradicionales de los que dependen las construcciones actuales. Además, estas viviendas están pensadas para adaptarse a cualquier clima del planeta.

En Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, se está construyendo en base a los principios implementados por Reynols una casa totalmente autónoma utilizando basura y tierra. El proyecto se llama Navetierra MDQ.

Sigue leyendo

Permacultura: la cultura de vivir en armonía con el Planeta

Los invito a pensar en una comunidad donde todos se vean como iguales y se fomente la solidaridad, donde la tierra sirva para hacer ladrillos, las ramas para sostener paredes, los desechos vuelvan a la tierra para nutrir los cultivos que alimenten a las personas, donde se usen energías limpias, donde de los techos de las casas crezca pasto, donde la unión entre hombres y naturaleza sea posible y no una relación de imposición de uno sobre el otro. Parece utópico, pero no lo es. La permaculura es el arte de volver posible un nuevo tipo de asentamiento humano.

                                            Cidep

El concepto puede aplicarse tanto a pequeños espacios (una casa en la ciudad, en las afueras de un pueblo, una granja) como a lugares más amplios, por ejemplo, comunidades de entre 200 y 500 personas. El término se empezó a escuchar por la década del 70 de boca de Bill Mollison, un australiano que buscó condensar así la idea de cultura permanente o agricultura permanente que busca la autosuficiencia.

                                           Cidep

Mollison consideró la permacultura como una asociación beneficiosa de plantas y animales con los asentamientos humanos. “La Permacultura, como herramienta, es ante todo un cambio de percepción. Es crear sistemas organizados que estén al servicio del hombre pero también cuidando los recursos, haciendo prevalecer la diversidad y la cooperación de todos los elementos que ponemos dentro de nuestro micro espacio”, apuntan los permacultores de CIDEP.

Sigue leyendo