4 trucos de decoración ecológicos para huertas y jardines

Junté estas ideas pensando en el jardín (o fondito con pasto ya estaría bien) que alguna vez quisiera tener. Son apenas unos tips de inspiración para imaginar cómo darle un toque especial a algún rincón o cómo resolver una práctica de jardinería de una forma más ecológica. Sencillas y prácticas, y por eso, más geniales: 5 formas de hacer más lindo y ecológico tu pedacito de tierra.

1. Kokedamas

Empecemos con este emprendimiento de Natalia al que bautizó Mambrú se fue a la huerta (más lindo el nombre no puede ser!). Ella compró su primera kokedama hace un año y se enamoró de esta técnina de cultivo. Entonces empezó a investigar por internet de qué se trataba este método japonés milenario porque le intrigaba cómo una planta podía vivir sin una maceta ni nada que la contuviera.

“A partir de allí, inicié este emprendimiento, especializado en este tipo de cultivo, que además es un elemento de diseño hermoso y vivo”, nos cuenta. Natalia se replanteó a partir de ver las kokedamas “el porqué regalamos flores cortadas, que se marchitan a los días en lugar de regalar plantas que representan una fuente de vida” y pensó este proyecto como una excelente alternativa.

La ahora especialista aclara “para los que no la conocen, el significado literal de la palabra kokedama es bola de musgo. Se realizan con una mezcla de tierra orgánica y arcilla, se recubren con musgo y se atan”. A pesar de lo que pudiera parecer, estas bellas plantas no requieren grandes cuidados. “Sólo con sumergir la bola en un recipiente con agua, se la deja unos minutos o hasta que deje de largar burbujas de aire” es suficiente.

Natalia nos invita a conocer “este mundo de naturaleza y arte”, como lo llama y continúa: “Para mi es un placer compartir con ustedes cómo y dónde realizo las kokedamas, por eso les paso algunas fotos del lugar mas placentero para mi, donde disfruto mucho al hacerlas, el Delta del Paraná”. Debajo, las manos de Natalia en plena tarea:

“Las kokedamas se convierten así en un objeto muy original, que embellece cualquier espacio o ambiente, aportándole vida y calidez. Se transforman en una maravillosa forma no sólo de decorar, sino de mejorar el entorno y aportarle un elemento muy estético”, termina de decirnos Natalia, orgullosa de estas hermosas criaturas que están listas para volver un interior o un jardín en un lugar más bonito todavía.

A Natalia y sus kokedamas las podés encontrar en Facebook o por mail a mambrusefuealahuerta@gmail.com

2. Maceta de chapitas de gaseosas

No les voy a decir que no se requiere un poco de maña y otro de técnica para perforar las chapitas, doblar y unir los alambres  pero el resultado bien vale la pena. Colorida y alegre como pocas, la maceta/canasta con reciclaje con más onda de tu jardín será seguro.

Loveliegreenie

3. Cercos con botellas y ruedas reutilizadas

¿Hace falta que diga algo más al respecto? Sólo, tal vez, que no encontrarás un cerco más perdurable que las botellas de vidrio reutilizadas: 4000 años de garantía.  Para ver más sobre esta idea vean el post de DIY Gadgets

diygadgets

La otra forma de delimitar tu huerta es original por demás: está hecho el contorno con las ruedas de bicicletas -sin la cubierta-.

4. Macetas recicladas y biodegradables para plantines

Esta manera de armar macetas para plantines con papel de diario es tan sencilla y ecológica que se lleva todos los aplausos.

vía HGTV

Aquí van tres de los pasos para lograr darles la forma adecuada a estas macetitas, pueden consultar el tutorial completo aquí (está en inglés).

via Motley Green/Pinterest

Por último, si no querés trabajar para lograr un lindo recipiente para hacer germinar tus semillitas te propongo una idea tan fácil que es imposible no adorarla. Usar el cilindro de cartón del papel higiénico rellenado de tierra y sobre algún fuentón o base sólida para esperar que tu plantín se vuelva lo suficientemente fuerte antes de transplantarlo.

via Topp Kreativ

Amé todos y por eso las quise compartir con ustedes. ¡Ojalá me creciera un jardín en el depto para poner todas estas ideas en práctica!

El mensaje ecológico oculto en la película Las aventuras de Tintín

Terminé (recién, recién) de ver la película Las Aventuras de Tintín, El secreto del Unicornio (2011) y me sorprendió ver el mensaje relacionado al medioambiente que quedó en medio de una de las secuncias. ¿La vieron? ¿Se dieron cuenta a cuál me refiero?

Primero que nada, si todavía no la vieron, valga la recomendación que les hago ¡¡vean esta peli!! El jovensísimo periodista Tintín junto a su fiel compañero de aventuras, su perro Milú, tienen que encontrar un tesoro  perdido en alguna parte del fondo del mar antes que un malvado lo haga.

No se equivoquen, este film no es sólo para chicos. La historia está contada genialmente, con mil detalles para apreciar en cada escena, como no podía esperarse otra cosa del gran Steven Spielberg. El combo misterio + detective + viajes + aventuras está aprovechado al máximo. El ritmo que tienen Las aventuras.. no da respiro y, si te descuidás un momento, podés perderte algún dato fundamental para resolver el acertijo sobre dónde se encuentra El Unicornio.

Para poder encajar las piezas del rompecabezas que Tintín se empecina en armar, llega a una ciudad  costera del África (después de aterrizar forzosamente en el Sahara). Es entonces cuando el mensaje ecológico se cuela muy sutilmente en medio de la trama detectivesca. En este lugar hay carteles que dicen “ESCASEZ DE AGUA” y se ven largas filas de personas que esperan su turno para poder conseguir algo de este vital elemento.

Tintín asiste a un concierto de ópera en una especie de ciudadela donde viven las personas ricas del lugar y allí se ve claramente cómo los poderosos no sólo no pasan sed sino que además tienen lagos y fuentes de aguas danzantes. Pueden tener todo esto porque ellos viven del otro lado de la gigantesca represa, mientras el resto de los lugareños padecen por un vaso de agua. ¡¡Qué increíble (y tan cierto) detalle!!

Estando en la ciudad se desata una persecución asombrosa en sidecar en la que el Capitán Haddok (el otro gran protagonista de Las aventuras..), de pura torpeza, en vez de disparar con la bazooka a quienes los perseguían, dispara a la represa, destruyéndola y permitiendo que el agua fluya nuevamente hacia el pueblo. 

Así como se los cuento, este detalle del agua en Las aventuras de Tintín es algo ínfimo, casi incidental y que puede pasarte desapercibido porque pasan muchas cosas al mismo tiempo. Pero me pareció sencillamente sublime colar un tema tan importante en medio de esta historia y, de alguna manera, ponerlo a la vista de todos los millones de espectadores que la han visto en el mundo desde su estreno en diciembre pasado.

La moraleja que nos deja Tintín es: los poderosos quieren el agua pero el agua es una riqueza de toda la Humanidad. Da para pensar, ¿no les parece?

Les dejo un trailler para que se emocionen como yo con la peli y no puedan esperar a verla! (Habrá segunda parte, así que a no desesperar).

Moda: todo vuelve, reciclado

En moda siempre se dice que “todo vuelve”. Se vuelven a usar cosas “sacadas del baúl de la abuela”. ¿Cuándo no le pasó a una adolescente que la madre le diga que tuvo el mismo modelo de ropa? Estas ideas tan familiares sobre el comportamiento de las tendencias de esta industria se han convertido en un nuevo impulso ecológico para el diseñadores. Cada vez con más frecuencia ellos encuentran no sólo la inspiración en el pasado, sino también los materiales que sacan del olvido (telas, plásticos, accesorios, etc.) para crear piezas originales y eco-amigables.

Es el caso de Ensamble Carro, efectos portantes que  fabrican sus bolsos, carteras, billeteras, mochilas, a partir de elementos reciclados. Por ejemplo, la diseñadora Silvina Cannito y su socia Guillermina Balsells cuentan que “usamos sacos para hacer mochilas, media sombra para hacer neceseres, arpillera de sacos de café para fundas de dispositivos electrónicos. Nos gusta alterar el orden de los materiales y sacarlos a pasear”. Su línea sastre confecciona morrales y carteras a partir de sastrería que ha dejado de estar “a la moda“.

Los materiales los encuentran tras  una “búsqueda intensiva, exploración continua y muchas ganas de subirse al hombro cualquier pieza interesante que surja por ahí”, luego frente a las retazos, etiquetas, botones, dejan que la inspiración fluya. Para las diseñadoras de Carro “todos los materiales tienen historia y cuentan algo. Algunos tienen una más larga o interesante que otros, o  tuvieron muchas vidas, o son de segunda o tercera mano ó vírgenes pero de descarte u olvido. Buscamos que los materiales de nuestros productos cuenten una anécdota, hablen de alguna época o de algún lugar lejano. Ese discurso eslo que buscamos preservar pero sin dejar de intervenir ese discurso y aportar lo nuestro”.

En Mar del Plata, la diseñadora Marina Gogorza buscó otra forma de hacer moda y ayudar al medioambiente: crea bijouterie a partir de plástico recuperado de botellas y envases. Su propuesta se llama yo no lo tiro. vos no lo tires y tiene su compromiso ecológico ya que “noloTiro recicla este material para generar algo nuevo. Hoy más que nunca tenemos que tomar conciencia de que todo lo que tiramos en algún momento, no muy lejano, nos va a volver a encontrar”.

Marina propone a quienes se sumen a su propuesta, retirar por sus casas los envases de shampoo, cremas, detergentes, etc.

Sigue leyendo

Jack Johnson: una vida en clave verde

Jack Johnson es promocionado como el cantante  ecológico. Desde Alternativa Verde retomamos su figura  porque nos parece un buen ejemplo de cómo si cada uno de nosotros adoptamos ciertas costumbres logramos repercusiones más que positivas para nuestro entorno -empezando por el medioambiente pero también  mejorando la calidad de vida de las personas con las que vivimos cotidianamente: familiares, vecinos, y ya que estamos nos ponemos ambiciosos, de las generaciones venideras.

En sus giras, Johnson ideó la forma de reducir el consumo de botellas plásticas reemplazando el uso de las mismas por puestos de hidratación donde el agua, previamente filtrada  y repartida desde el grifo, se sirve a los fans y al equipo en los propios envases reutilizables que cada uno lleva a los recitales. Así evitan usar 55ooo botellas que de otra forma terminan en el vertedero.

Sigue leyendo

Las empresas que se suman a restar packaging

A veces me pregunto si soy la única maniática que siente culpa al tirar una fuente de plástico que usó sólo una vez para el almuerzo en la oficina o al llegar de hacer las compras, encontrar que la mitad de los envoltorios de los productos van directo a la basura. Me encuentro añorando las épocas en que todos iban al almacén con su bolsa de compras o changuito  en vez de recurrir a las bolsas de nylon que se rompen al primer uso, en que las galletitas venían en lata y no hacía falta cautivar al consumidor con packaging vistoso y novedoso sino, simplemente, con calidad.

Clyde Robinson

Al escuchar iniciativas de empresas que empiezan a pensar cómo reducir la cantidad de packaging, me doy cuenta que no soy la única fanática. Marcas como Puma han ideado, junto con el diseñador industrial Yves Béhar, un envoltorio que  ahorra 65% de cartón. También decidieron eliminar el laminado para facilitar el reciclaje y el papel de seda que normalmente envuelve al calzado. Otra decisión importantísima: dejará de usar bolsas de plástico y comenzará a utilizar un envoltorio creado con PET reciclado.

Marcas de agua mineral, como Eco de los Andes, también han comenzado a reducir la cantidad de PET de sus botellas para que el tiempo que tardan en biodegradarse sea menor al actual. En la misma línea, Pepsico ideó una botella 100% reciclable con material vegetal: corteza de pinos y hojas de maíz- más adelante utilizarán también cáscaras de naranja, papa, avena, etc. De ésta manera se marca una tendencia de las grandes firmas que buscan reducir la huella negativa que genera el packaging en el ambiente.

Carlos Martinez

Otros se han propuesto eliminar por completo la huella contaminante, buscando la forma de no utilizar packaging en absoluto. Es el caso de In.gridients, una tienda de comida en Austin (Texas- USA) que empezará a funcionar en los próximos meses y cuya propuesta será que los clientes lleven sus propios envases para comprar los productos a granel. En caso de tener a mano un recipiente propio, la compañía les proporcionará packaging biodegradable a sus clientes.

En Italia la cadena de supermercados  Eataly comenzó hace tiempo a comercializar al menos 40%  de productos locales, para reducir la contaminación que genera el transporte, además de vender el vino y otros productos a granel y con packaging reutilizable. En Londres, desde 2006 también existe un pionero en este movimiento “anti packaging“, el almacén Unpackaged.

En Argentina, existen muchas tiendas que venden a granel (las famosas “todo suelto“) que permiten abaratar el costo porque no tienen packaging, pero aún es poco ecológico porque vienen fraccionados en bolsas de nylon.  Una buena idea sería que comenzaran a incentivar a sus clientes a llevar sus propios frascos para llevar los cereales, especias y demás productos. Una buena costumbre puede ser comenzar a comprar en las ferias de productores independientes más cercanas a nuestro barrio, haciendo que la polución por el transporte y también el packaging (in) necesario para traer la mercadería de lejos sea cada vez menor.

Finalmente, pareciera ser que aquellas costumbres de compra que se tenían hace dos décadas atrás estuvieran volviendo a vivir con un propósito renovado: contribuir a no ensuciar tanto. Acaso, ¿todo tiempo pasado fue mejor?

Vía Yorokobu