Agenda de propuestas ecológicas en Argentina

Esta semana estuve con muy poco tiempo pero no quiero que se pase sin pasarle algunos eventos interesantes de la vida verde.

Festival Yo Estoy

Yo Estoy, que se llevará a cabo el próximo sábado 28 de abril a partir de las 13:00 hs y hasta las 18:30 hs.  en el Rosedal de Palermo (Av. Infanta Isabel a metros de  Av. Iraola).


Yo Estoy es un festival Sustentable para jóvenes, organizado por el Gobierno de  Buenos Aires junto con la Secretaría de Desarrollo Ciudadano y la Fundación Compromiso.  En el marco del programa habrá bandas musicales: Armandinho, Onda Vaga y Kara N ´Daya y sorteos de bicicletas entre los participantes.
Allí la Agencia de Protección Ambiental – APrA –,  estará presente con una muestra de elementos sustentables como nuestro Ecobus y la muestra de diseño sustentable: Objetos con Conciencia. Además, los invito a conocer el BiciGenerador Eléctrico, desarrollado por la Fundación Energizar y la APrA, que permite producir energía eléctrica al pedalear en una bicicleta.
Podés viajar en bici -habrá guarderías para dejarlas- o en pool para minimizar el impacto ambiental. En caso de lluvia, el evento será suspendido y realizado el domingo 29 de abril.

Mercado de productores sábado y domingo en San Telmo

Organizado por Planeta Joy y el Gobierno de la Ciudad es una opción inmejorable para abastecerte de productos frescos directos de quienes los produjeron y pasear por este barrio porteño que luce todavía más lindo en otoño.

En Córdoba

Buena iniciativa de canje de lamparitas comunes por las de bajo consumo para la comunidad educativa de la Universidad Nacional de Córdoba. Hay tiempo, si estás por allí, no dejes pasar la oportunidad!

Cabalgata organizada por Tierra Natural Viajes Conscientes

EL 06 de mayo podés disfrutar de la 1° CABALGATA a la Reserva Natural del Pilar. Un viaje de turismo responsable en el que con participar estás colaborando con la Reserva del Pilar que protege unos de los pocos reductos de pastizal pampeano, el ecosistema más dañado de nuestro país, y participarás de una actividad de voluntariado como plantación de nativas, extracción de plantas exóticas, recolección de materiales para reciclar o la actividad que estén realizando en ese momento junto a los guardaparques.

La jornada incluirá: cabalgata hasta la Reserva, almuerzo, visita guiada en la Reserva Natural del Pilar y actividad de voluntariado. Siempre con los coordinadores presentes. El valor promocional para reservas realizadas hasta el 02 de mayo (10 % de descuento) es a base 4 personas: $ 365 a partir del 02 de mayo $ 405; a base 8 personas: $ 333 a partir del 02 de mayo $ 370. Info a info@tierranaturalviajes.com.ar     /   www.tierranaturalviajes.com.ar

Colaborá para la producción ecológica de Durazno Film

Ya te conté sobre Durazno Film en la entrevista que tuvimos con sus productoras. Entonces estaban planeando el proyecto y ahora ¡¡llegó el momento de rodar!! El 1ro de Junio comenzará el rodaje de Durazno. Han recaudado el el 50% del presupuesto, el scouting está hecho, las cámaras están listas, el equipo ya está consolidado. Ahora sólo necesitamos este dinero más para completar el presupuesto del rodaje y hacer realidad este proyecto.

Mirá de qué se trata la peli:

Todo el dinero recaudado será para el rodaje: 3 semanas viajando por toda Argentina y 2 semanas en Bolivia. Utilizaremos el dinero recaudado en Kickstarter para pagar TODO lo que nos falta, (Hospedajes, comidas, y sobretodo los costos de la construcción de las escenografías de los sueños). Durante los últimos meses hemos realizado campañas ecológicas de reciclaje para juntar un montón de materiales que vamos a reutilizar en los sueños (Cartones, plásticos, vidrios, botellas, tapitas de botellas).

Queremos demostrar que confiamos en un sueño, soñamos que esta campaña será un éxito, si en 21 días no llegamos a la meta, no recibimos el dinero.

Sin Kickstarter no hay Durazno…¡y ya todo está en marcha!

¡Escoge el paquete de recompensas que más te gusta! Por nuestro Duraznero Kit te daremos a cambio regalos artesanales hechos por nosotros mismos! Además te convertirás en productor de nuestra película! AUTOMATICAMENTE con cualquiera de los paquetes.

Bueno, así damos fin a nuestro reporte de novedades de esta semana. Elegí tu eco actividad y poné tu espíritu verde en acción!

Huella ecológica, el paso a una economía sustentable para no destruir el planeta

El pasado martes 20 participé del seminario organizado por Amartya Promoviendo Sustentabilidad sobre “Huella ecológica” que estuvo a cargo de Juan Carlos Morales, representante de Global Footprint Network. La conferencia se hizo en la Universidad de Belgrano, en un auditorio repleto, lo cual es un buen signo de que somos muchos los que queremos entender y atender más al cuidado del medioambiente.

La huella ecológica es un concepto matemático aplicado a medir la presión que genera la demanda humana sobre la naturaleza. Dicho muy llanamente, el cálculo estima cuántas hectáreas dispone cada habitante para obtener los recursos que le permiten vivir y cuántos, en realidad, de esos recursos utiliza.

Para vivir de una manera sustentable cada persona de cada nación debería consumir respetando el ritmo en que la biocapacidad tiene de regenerarse  en un período de tiempo, por ejemplo, un año. Es decir, dándole tiempo a la naturaleza de absorber la polución ambiental, de volver a hacer crecer la madera para los muebles, de producir los alimentos y la energía necesaria para que la vida siga su rutina diaria, etc.

Lo que ocurre en realidad es que el consumismo exacerbado, que mantiene las economías capitalistas funcionando, hace que la balanza entre biocapacidad y (ab)uso esté desbalanceada totalmente. Los países más ricos compran y tiran, compran y tiran, y para ello usan más recursos de los que disponen. Se convierten así en deudores de biocapacidad, pidiendo prestado a países menos poderosos económicamente (y, por ello, menos consumidores) la energía y las materias primas para mantener su acelerado “avance”.

Lo que ni deudores ni acreedores parecen darse cuenta, ni sus gobernantes, empresarios o ciudadanos tampoco,  es que el daño que implica esta “huella ecológica” negativa nos lo hacemos a nosotros mismos. No sólo significa que deforestemos a mansalva y destruyamos hábitats naturales haciendo desaparecer especies animales y vegetales sino que ponemos al mundo en su totalidad en crisis.

La huella implica que si se sigue consumiendo (depredando, diría) a un nivel mayor del que permitimos a la naturaleza recuperarse, llegará un momento en que la rueda dejará de girar y el modelo económico entrará –obligadamente- en un estado que es difícil de pronosticar.

Por supuesto que desde Alternativa Verde nadie quiere ponerse apocalíptico ni alarmista. La situación es grave pero la solución está –una vez más- en nuestras manos. Primero, sabiendo que la huella ecológica es una herramienta vital para que nuestros gobernantes evalúen sus tomas de decisiones y empiecen a dar el viraje hacia la sustentabilidad.

Como ciudadanos plenos de derechos, en el país que vivamos, debemos pedir a los empresarios que hagan algo, que tomen cartas en el asunto y empiecen a producir de manera responsable. También, debemos pedir como consumidores que la información nos llegue y podamos decidir si comprar un producto o no dependiendo de cómo fue hecho.

Las medidas que adoptaste (transporte público, clasificar residuos, comprar a pequeños productores, ahorrar energía, etc) son también una forma de ayudar a que la huella ecológica esté dentro de sus parámetros. Para profundizar tu compromiso, mirá este video de Amartya con tips para el consumo responsable:

En Argentina el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) ha empezado a trabajar con Global Footprint Network en el Programa Huella Ecológica y Biocapacidad Argentina. En este sentido, la colaboración entre entes privados y públicos es un buen ejemplo que, ojalá, se multiplique.

Hay mucho más para decirles sobre huella ecológica porque es un tema verdaderamente interesante. Pero si llegaste al final de esta nota tenés la información necesaria. Te propongo dos cosas:

Calcula tu propia Huella Ecológica entrando en www.footprintnetwork.org/calculator

Y si todavía no lo hacés, seguí a nuestros amigos de Amartya que siempre están enseñando cómo ser consumidores responsables www.amartya.org.ar

¡No te quedes de brazos cruzados! ¡Todos podemos revertir el exceso ecológico!

Decorar interiores con reciclaje: renová tu casa con ingenio y cosas usadas

Ya les conté de Pinterest, lo se. Es que por ir de pizarrón en pizarrón me topé con una joyita del reciclado: el blog Dishfunctional Design. ¡Tienen una idea mejor que otra y todas son con elementos reciclados!

Cualquier casa quedaría hermosa con toques ecológicos de diseño como éstos. Me embarga la emoción de todas estas cosas lindas que ví y no puedo esperar para mostrarles, así que comienzo.

1. Cajones de un mueble/escritorio colgados en en la pared como estantes para tus tazas o lo que quieras. Ésta idea Mychampgnetaste.

2. El respaldo de una silla amurado a la pared como estante y toallero para tu baño.

3. Un puerta o persiona se tranforma en un toque country con un poco de pintura y unos ganchos para ser perchero. Muy romántico, ¿no?

Pallets, Pallets everywhere!

Un pallet pintado bien colorido, unos ganchos = un perchero copadísimo!

Dos formas de reutilizar dos pallets: en la primera, un color rústico y opaco (el betún de judea puede servir) para estar a la intemperie en el jardín o patio.

Pintado con un sintético brillante y en color shocking para mesa ratona en el living. Todo lo que se necesita es pintura y ruedas, genial.

Conseguite unos pallets en buen estado y hacé una división para el living del estudio…

Con esto les vuelo la peluca: escalera de pallets: ¡¡enloquezco con tan buena idea!!

¿No les dije que eran geniales estas ideas de reciclado? Sólo necesitaría una casa gigantesca para poner todas en práctica. ¡¡Vamos!! ¡¡Manos al reciclaje y después me muestran cómo les quedó!!

Mascotas go green: ideas ecológicas para perros y gatos

En América Latina, el consumo de productos para la alimentación y el cuidado de las mascotas creció 44% en los últimos cinco años, según la compañía especialista en estudios de mercado Euromonitor.

El continente ha tenido el papel preponderante  en el mercado global del cuidado de las mascotas, Brasil a la cabeza. La tendencia está ligada al florecimiento de una clase media mucho más grande que impulsa las compras en este sector. Mientras tanto, Europa y Estados Unidos se caracterizan por tener un mercado ya establecido para los accesorios de las mascotas.

En este sentido, Argentina es el país de América Latina con más mascotas en hogares. Una encuesta reciente reveló que 78% de los argentinos tiene mascotas en su casa, de las cuales 63% son perros y 26% gatos. En todos, los animales son un miembro más de la familia.

En Argentina hay 9 millones de perros y 3 millones de gatos. Siguen  Chile (71%), México (54%), Brasil (44%) y Colombia (35%).

Algo muy positivo que ha relevado la encuesta es que en Argentina la gente prefiere adoptar a un callejero que comprar mascotas de raza.

Siendo cada vez más importante su presencia en las ciudades, y considerando el valor que las mascotas tienen en la vida de las personas, ha llegado el momento de empezar a considerar el impacto que tienen sus vidas en el medioambiente.

Sigue leyendo

Bicicletas ecológicas: movibilidad verde

El día mundial sin autos se festeja un solo día al año pero el empeño por transportarnos de una manera amigable con el planeta es nuestra elección diaria. Por eso en esta entrada repasamos modelos de bicicletas hechos con materiales ecológicos y reciclados.

Esta bicicleta hecha de bambú ha sido creada por Nicolás Masuelli, estudiante de ingeniera de la Universidad Nacional de Rosario, y fue bautizada bambucicleta. El bambú es tan resistente como el acero y su flexibilidad permite dar paseas con suavidad ya que tienen excelente amortiguación.

 

Este modelo de bicicleta está hecha de plástico reciclado y se llama Frii. Es ligera para andar y sus ruedas, también hechas de plástico, no se pueden pinchar con tanta facilidad como las tradicionales de caucho.

Sigue leyendo

Permacultura: la cultura de vivir en armonía con el Planeta

Los invito a pensar en una comunidad donde todos se vean como iguales y se fomente la solidaridad, donde la tierra sirva para hacer ladrillos, las ramas para sostener paredes, los desechos vuelvan a la tierra para nutrir los cultivos que alimenten a las personas, donde se usen energías limpias, donde de los techos de las casas crezca pasto, donde la unión entre hombres y naturaleza sea posible y no una relación de imposición de uno sobre el otro. Parece utópico, pero no lo es. La permaculura es el arte de volver posible un nuevo tipo de asentamiento humano.

                                            Cidep

El concepto puede aplicarse tanto a pequeños espacios (una casa en la ciudad, en las afueras de un pueblo, una granja) como a lugares más amplios, por ejemplo, comunidades de entre 200 y 500 personas. El término se empezó a escuchar por la década del 70 de boca de Bill Mollison, un australiano que buscó condensar así la idea de cultura permanente o agricultura permanente que busca la autosuficiencia.

                                           Cidep

Mollison consideró la permacultura como una asociación beneficiosa de plantas y animales con los asentamientos humanos. “La Permacultura, como herramienta, es ante todo un cambio de percepción. Es crear sistemas organizados que estén al servicio del hombre pero también cuidando los recursos, haciendo prevalecer la diversidad y la cooperación de todos los elementos que ponemos dentro de nuestro micro espacio”, apuntan los permacultores de CIDEP.

Sigue leyendo

Construcciones ecológicas: la sustentabilidad empieza por casa

Es una gran noticia: el concepto de sustentabilidad ha llegado a la construcción de casas. Significa que desde los materiales para construir las paredes hasta los recursos para hacerlas funcionar todo está pensado para que el efecto negativo sobre el medioambiente sea casi nulo. Éstas formas de construcción ecológica tienen que ver con un trabajo con la tierra similar a una colaboración mutua, recuperando recursos, usando lo que la naturaleza nos provee.

tonimarin3

Las casas sostenibles buscan adaptarse a su entorno, fusionarse en él y vivir en armonía. Son una vuelta de tuerca que nos pone a pensar si la forma de habitar en las grandes ciudades es la mejor posible, si el paisaje de rascacielos, antenas, y hormigón no es una forma de violentar nuestro entorno. En tiempos en que la saturación de las ciudades las lleva al borde del colapso (calles intransitables para autos y peatones, genaración de más basura de la que se puede procesar, polución sonora y smog, entre tantos otros problemas) las alternativas verdes se multiplican. Aquí les contamos algunas.

Casa con botellas: solidaridad reciclada

Ingrid Vaca Diez nació en Warnes, Bolivia, es abogada, administradora de empresas y auditora. Su padre fue intendente de esta ciudad y ella quiso seguir su trabajo ayudando al prójimo. Así ideó el proyecto Viviendas Ecocasas Sociales de Botellas para ayudar a las personas sin techo de su país a tener un hogar digno a bajo costo. Ingrid logró unir dos propósitos nobles en su proyecto ya que construye las paredes con botellas plásticas rellenadas.

                                                                           IngridVacaDiez

Su proyecto es tan revolucionario que trascendió fronteras: ha llegado a Argentina y a Uruguay, donde Ingrid vino a enseñar su técnica y a transmitir su experiencia a otras organizaciones para que la buena obra se multiplique. Por ejemplo, en Uruguay la posta la tomó una ONG que es un grupo multidisciplinario de profesionales y estudiantes de distintas disciplinas llamado Organización Multidisciplinaria para la Integración Social.

                                                                           IngridVacaDiez

Según cuenta su coordinadora la Lic. Patricia Pereira Machado en su página, Casa de Botellas Uruguay  permite  “A través del trabajo conjunto con las familias se logra involucrar a las mismas en el compromiso y esfuerzo de construir su casa de botellas desde un primer momento. Además, se promueve la capacitación de la familia sobre esta técnica constructiva, pudiéndola trasmitir solidariamente a otras personas que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad, generando así redes sociales solidarias”. El mediambiente agradecido:  se re-utilizan los desechos plásticos y se promueve la clasificación de residuos.

Sigue leyendo

Toallas de tela y copas de luna: vivir el período al natural

Cuando las acciones de todos los días se vuelven hábitos, empezamos a creer que lo natural es que las cosas sean como son. Para muchas mujeres que crecimos con las comodidades de las toallas femeninas desechables y los tampones, hoy nos parecen prácticas e higiénicas. Poniendo esta conducta bajo la lupa, encontramos que estos productos no son los únicos que podemos usar durante nuestro período y que existen otras opciones más sanas para nuestro cuerpo y el planeta.

Aran Zazu

Se calcula que cada mujer utiliza entre 10.000 y 16.000 tampones o toallas en su vida fértil. Multipliquemos por la población femenina mundial y encontraremos que el impacto que tenemos sobre el medioambiente, a falta de una política de reciclado efectiva, es gigantesco. Esta industria es altamente contaminante desde su producción puesto que implica la utilización de productos químicos que vuelven sin ser tratados a las napas hasta sus componentes, como el plástico, que tarda 500 años en desintegrarse.

Las alternativas

El mercado, que tiene como slogan “28 días con vos”, invisibiliza las opciones más ecológicas y mejores para nuestro cuerpo. La copa es una forma de vivir nuestra menstruación de una manera natural y ecológica. Se trata de una pequeña ‘copa’ de silicona reutilizable que se introduce en la vagina y, en lugar de absorber la menstruación (como hacen los tampones), la ‘recoge’, sin causar ningún tipo de pérdidas y respetando el entorno vaginal.

 

Zane Selvans

Existen tres tamaños de copas: para menores de 30 años que no hayan tenido hijos, para mayores de 30 o madres y otra para adolescentes. Durante el día se recomienda vaciarla tres o cuatro veces y sólo con un enjuague se puede volver a colocar. Las primeras marcas en fabricarlas fueron MoonCup, Divacup, Lunette. En España, ya hay marca nacional y se llama Naturcup y se consiguen por 30 euros aproximademente.

Las clásicas toallas de tela que utilizaban nuestras madres son una de ellas, están confeccionadas con la fibra que nace de un capullo, ¿qué puede ser más natural para estar en contacto con la piel?

Existen muchos microemprendimientos que ponen a nuestro alcance  estas compresas, garantizando óptima absorción, delgadez y diseños originales. Lo bueno es que si se las cuida pueden durar hasta cinco años. Se lavan con jabón neutro, el agua con la que se lava puede usarse para regar nuestro jardín. Y no generan mal olor como las industriales.

Los beneficios empiezan en nuestro cuerpo puesto que al evitar usar los apósitos descartables, hechos de fibra de celulosa y polipropileno o polietileno, dejamos de acumular dioxina de forma indirecta. Además, dejamos de preocuparnos por algunos efectos adversos asociados a los tampones como ser el síndrome del shock tóxico (SST), o bien por el hecho de que alteran nuestro organismo al absorver no sólo la sangre, sino también el flujo y su flora vaginal. En algunos casos, hasta sueltan fibras. El beneficio para el equilibrio ecológico es obvio: cada copa puede durar hasta diez años y las toallas de tela pueden durar hasta cinco años, cortando el ciclo de “comprar y tirar”.

Además de colaborar a ensuciar menos, las copas y las toallas de tela nos permiten reconectarnos con nuestro ciclo natural y revalorizarlo. La menstruación es algo maravilloso que nos constituye, no hay que creer que sólo trae trastornos y nos malhumora (como algunas publicidades nos venden) y que hay que hacer como si no existiera porque nos avergüenza. Volver a lo natural es volver a una misma.


Podés conseguirlas en:

Tus Flores de Cayena 

Tu ciclo al natural